TRECE TRONOS
La Dinastía Marcada

relieve azul.png
 

Humanos, elfos, feéricos y mareas conviven en la bulliciosa ciudad de Luzaria. Pero cuando el Toque de Queda suena, las calles quedan desiertas y en el oscuro barrio amurallado de Noctia, las puertas se abren: nigromantes, brujos, vampiros, licántropos y demonios pueden campar a sus anchas por la ciudad lúzara al amparo de la Ley Común, que justifica cualquier acción que lleven a cabo entre la medianoche y el amanecer.


Y es que lúzaros y noctis llevan años impulsando acciones con el fin de potenciar los lazos entre ambos mundos, separados solo por el enorme muro que encierra Noctia en su interior: el imperio de la noche. La Ley Común engloba también el denominado Intercambio.


June es una joven humana que pasará el próximo año de su vida viviendo en Noctia, mientras que Tayr, un enigmático brujo, lo hará en su casa, bajo su techo y junto a su hermano Adrien, cuya curiosidad hacia él crecerá al mismo tiempo que una incontenible atracción, pero. ¿Quién es realmente Tayr?

00.jpg

DRYADALIS

 
 
 

Una vez rota la Ley Común, el Muro de Caronte ha quedado sellado. Los noctis ya no son bienvenidos en Luzaria y tampoco los lúzaros lo son al Imperio de la Noche, pero algo sigue gestándose a uno y otro lado de la silenciosa mole de piedra, donde los secretos se destapan.

Adrien es incapaz de dejar de pensar en Tayr a pesar de todo lo ocurrido. June sabe que poner la verdad sobre la mesa llevará a su hermano a tomar la decisión más difícil de su vida, pero los acontecimientos se precipitan y Adrien está dispuesto a todo por defender lo que siente y a aquel por quien lo siente.

​Las monedas con las que se paga el paso a Caronte serán esenciales para moverse con ciertas garantías en un mundo cubierto de intrigas e intereses cruzados; no solo poque el barquero ha salido de paseo, sino porque todos desean hacerse con los arkanais; enemigos y aliados parecen guardar un fin común: Romper la maldición y la libertad de las terras del imperio. ¿Qué puede haber de malo en ello?

​"No hay peor cárcel que una mente atormentada ni mayor laberinto que un corazón roto".

01.jpg

REO

PRAES

KAISAR

Cien noches después, la Vía Negra ha vuelto a convertirse en un río y Caronte se prepara para surcarla, dando continuidad a una maldición ancestral. Resryon tiene claro que será la última vez que ocurra. Pero lejos de buscar los arkanais que le faltaban por las buenas, está decidido a invadir cada terra. En ese camino de sangre, Adrien puede ser algo que haya perdido para siempre. O quizás algo que jamás se resigne a perder.

¿Y si el Muro de Caronte fuera solo una presa? ¿Y si el curso del barquero fuera más allá? ?¿Y si sucediera lo mismo con las respuestas largamente buscadas?

Luzaria puede ser la luz que se vierta sobre la oscuridad de Noctia.

"Aunque nadie más la conozca, aunque nadie hable de ella, la historia que escribiremos juntos será una jodida leyenda"

04.png

La guerra se fragua a los dos lados del Muro de Caronte, una frontera cada vez más difusa. Las diferencias fragmentan la unión en Luzaria, mientras que en Noctia despiertan males oscuros, largamente adormecidos, recursos desesperados con altos precios como reclamo.

June está en medio de esa frágil frontera que se cae a pedazos y su corazón y su cabeza dirimen mil batallas atroces que la llevarán hasta los más básicos orígenes de cada bando.

Por su parte, Adrien está decidido a quedarse para apoyar a Resryon y afrontar lo que venga con todas las consecuencias. Su nueva condición le otorga mayores garantías ante el conflicto que se avecina, pero aún necesita algo más si quiere poder aportar a la lucha.La alianzas se tambalean, son frágiles y al final, solo queda aquello que se antoja tan insignificante que nadie contó con ello ni lo consideró un peligro: la Praes. La legión de formación puede albergar claves que nadie sospechaba y los más jóvenes e inexpertos pueden convertirse en un último asidero.

Demasiado arriesgado. Demasiado improbable. Pero Resryon parece dispuesto a todo. Y Adrien no puede dejar de preguntarse si el amor es capaz de imponerse en un corazón lleno de odio.

03.jpg

PRAES